622 572 469

Sistema de Retención Infantil para los vehículos.

Las sillas de bebé para coche, llamados Sistema de Retención Infantil (SRI), deben utilizarse desde el nacimiento hasta los doce años de edad.

En nuestro país es un elemento de seguridad obligatorio, y la única y mejor opción para proteger a los niños y que tengan la mayor seguridad en los trayectos en coche.

El Sistema de Retención Infantil reduce en un 90% las lesiones producidas en los accidentes de coches y en un 75% las muertes.

En el mercado de las sillas de bebes podemos encontrar decenas de modelos y marcas diferentes.

Es muy importante a la hora de ir a adquirir una silla nueva, conocer los últimos cambios de la normativa en nuestro país.

La información proporcionada es según los informes de ADAC (Allgemeiner Deutscher Automobil Club) la organización automovilística más importante de la República Federal Alemana, esta organización está asociada con la A.I.T (Alliance Internationale de Tourisme), el RACE (Real Automóvil Club de España), la F.I.A (Federation Internationale de l´Automobile) y la O.T.A. (World Touting and Automobile Organization)

Los test realizados por el ADAC analizan, la Seguridad, la facilidad de uso, la Ergonomía y las Sustancias Perjudiciales.

Aun que los estudios se siguen realizando, cabe destacar que el RACE ya ha detectado un problema de seguridad grave, ya que la carcasa portabebés se desengancha de Ia base Isofix, en la silla Chicco, en los modelos Kiros i-Siza y Kiros i-Size Base.

Como hemos comentado anteriormente, a la hora de ir a comprar una silla de bebé nos encontraremos con una gran cantidad de opciones y de marcas.

A la hora de elegir siempre debemos tener en cuenta varios detalles importantes, la mejor opción es que tenga un anclaje Isofix, la silla debe de ser adecuada al tamaño del niño, teniendo en cuenta que su cabeza no puede salirse de la parte superior ni que se  pueda sacar un brazo de la silla.

Muy importante también es comprobar que el cinturón de seguridad es suficientemente largo para que se pueda abrochar con seguridad la silla del coche.

Teniendo en cuenta que los SRI deben utilizarse desde el nacimiento hasta los doce años, debemos conocer en que segmento se encuentra el niño, y así por edad, tamaño y peso podremos elegir el tipo de SRI.

Nos debemos fijar que en todas las SRI deben llevar una etiqueta de homologación, según las normativas europeas vigentes actualmente es la ECE R44/04 o ECE R-129 (i-Size).

Es aconsejable que si el niño tiene menos de cuatro años, la silla se coloque en el coche en sentido contrario a la marcha.